sábado, octubre 23, 2010

Una señal chiquita

Creo que de todas las canciones que te gustaban, esa fue la más rara, la que Roberto Jordán convirtió en éxito antes de que nosotros nacieramos. Conocimos de la señal chiquita por uno de los inevitables covers que la década de los poco originales 2000 nos devolvió. Sólo dame una señal chiquita, leí en tu messenger la frase y me dio tanta risa que no pude evitar imaginarte vestido a la moda de los setenta y creyentode todas las palabras de la canción, unas treinta a lo mucho, ya sabemos que el popno es precisamente abundante en lenguaje.

Hace varios días que me acecha la melancolía y detalles como estos me hacen recordarte, no sé la razón de tus apariciones sin anunciar, pero agradezco siempre saber que de vez en cuando estás tan cerca de mi que estas pequéñas señales que vuelan por ahí casi invisibles me regalan momentos llenos de ti.

Te dedico la misma cancioncita que en secreto me hacía sonreir al pensar lo ridícula que era y aún así te hacía sonreir, me dan celos de pensar que las señales que pedías no fueran las mias, pero no importa porque yo soy la que pide esas señales, esos guiños que me den la pista para saber que escondido entre lo inesperado estás tu.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home